Un lugar de trabajo para el alumnado de Ciencias Sociales del Instituto Pablo Neruda de Castilleja de la Cuesta (Sevilla)

domingo, 15 de junio de 2014

FELIPE VI EL APROVECHADO

CARTA DE UN PROFESOR DE SOCIALES A FELIPE VI,
TRAS SU ACTO DE CORONACIÓN

Estimado Don Felipe:

Me consta que ha estado al tanto de las últimas noticias acaecidas en su futuro reino de las Españas, tras las elecciones europeas. Yo, particularmente, tengo la sensación de estar viviendo un período apasionante, esperanzador... Dentro del PSOE se ha desatado una ola de dimisiones de sus barones (Pérez Rubalcaba, Patxi López, Julio Villarubia y Pere Navarro), que todavía está por ver cuál será su final. El PP, sin separarse de la más estricta línea arriolista, mantiene que la derrota electoral afecta solo al PSOE, por lo que no hay que echar cuenta a la pandilla de frikis electos por primera vez... ¡Nosotros a seguir en lo nuestro, que es robar carteras! ¡Hagamos unos leves reajustes, de aquí a noviembre de 2015, que hagan más llevadera nuestra excelente gestión de la crisis y, ya veréis cómo volverán las oscuras golondrinas a las urnas a votarnos! PODEMOS, el gran vencedor... No, el más friki (Arriola dixit), está en una tarea de reflexión y organización interna, debatiéndose entre los piropos zalameros de IU y los dardos ponzoñosos de la derecha mediático-política y de los radicales de Izquierda Anticapitalista, que reivindican el éxito de la formación como propio.

Pero lo más fuerte de todo, sin duda, ha sido lo de su padre, su abdicación. La abdicación de un rey, que renunció a continuar gobernando con el poder omnímodo que le transmitió Franco y recondujo este país a la senda de la democracia, aunque exigiendo a cambio la garantía constitucional de una monarquía vitalicia parlamentaria en los “machotes” borbones como Vd. Y la ha fundamentado: “Todo ha despertado un impulso de renovación, de corregir errores. Una nueva generación reclama el papel protagonista, el mismo que correspondió a la mía”.

¿Habrá algo más? ¿Más esperanza...? Algunos presentíamos que el 19 de junio, en su discurso de proclamación como nuevo rey, Su Excelencia nos iba a sorprender a todos y todas anunciando su decisión irrevocable de someterse a un referéndum sobre su persona. Entre Vd. y yo, es que cada vez cunde más el hastío hacia todos los aforados instalados en el poder (léase "casta política", "tribunos de la plebe"...), empecinados en hacernos entender que la monarquía borbónica española es quien mejor garantiza la igualdad de todos los españoles y españolas: una derecha del PP (antes Alianza Popular), que nos gobierna desde la literalidad de una constitución, que muy pocos de sus próceres militantes votaron y una oposición (PSOE), que aún no ha superado el complejo de edipo con el omnipresente socialista “republicanocida” Felipe González. Pero no, Don Felipe, no lo ha hecho, no ha querido seguir en la línea de “renovación, de corrección de errores” de su padre... Pudo habérselo puesto fácil a los historiadores, para que le apodaran “Felipe VI el Demócrata”, pero ha preferido subirse a la calesa real como “Felipe VI el Aprovechado”. En fin, nuestro gozo en un pozo... Tendré que seguir jugando al acertijo, en clase de Sociales, cuando llegue al tema de la Constitución, con alumnado dispuesto a pensar: ¡Que sí, que todos y todas somos iguales, menos uno...! ¿Adivina, adivinanza? ¡Qué mal ejemplo para las futuras generaciones!

Tomás González González, profesor de Sociales.